‘Mamá desobediente’: Esther Vivas y su mirada feminista a la maternidad.

No te dejes llevar  por la portada naive de Luci Gutierrez , ni por el título de este libro. Mamá desobediente: una mirada feminista a la maternidad de Esther Vivas, editado por Capitan Swing, no es un decálogo de cómo enfocar la maternidad y la crianza desde el feminismo. Es un exhaustivo ensayo crítico que ordena de forma histórica y antropológica la influencia que ha tenido el patriarcado y el capitalismo en la manera en que nos han hecho entender la maternidad a las mujeres.

Vivas nos explica todas las etapas del proceso reproductivo, desde la concepción hasta la crianza, pasando por el parto,  las pérdidas gestacionales y su duelo ( tema tan invisiblizado y tan necesario de dar el lugar y la importancia que para las mujeres tiene).

Hemos sido manipuladas, muchas veces sin darnos cuenta,  en favor de la ciencia médica o debido a el desconocimiento de nuestro cuerpo. Dejando poco espacio de elección a legiones de madres desinformadas y desalentadas por un sistema que no quiere que des problemas, pero a la vez te carga con toda la responsabilidad del bienestar de tus criaturas. Sin ayudas. Sin apoyos. Sin empatía ni comprensión. Con unos permisos de maternidad inamovibles desde 1989 y unos permisos de paternidad cuadruplicados en pocos meses pero sin opción de transferibilidad. Con lo fácil que sería que con la misma repartición de tiempo de crianza legal entre ambos progenitores, cada familia pudiera organizar su tiempo de la manera más óptima a sus necesidades.

Desde el momento que comunicas que estás embaraza todos son directrices. Por parte de los profesionales médicos, de los familiares, de la sociedad. Parece que dejases de ser una mujer adulta capaz de tomar tus propias decisiones y de informarte por tu cuenta de lo que crees que es más adecuado para compatibilizar con tu manera de entender la maternidad. Desde ese ¿Cómo está la mami? hasta el vas a venir a revisión a diario porque no te veo capaz de cuidar de tu hijo.

La mayor fuerza de este libro es su capacidad para entrelazar las propias experiencias de la autora y su entorno cercano, con datos estadísticos contrastados, historia y una amplia bibliografía. Todo un ensayo académico donde se nota mucho tiempo invertido, mucho análisis, mucha revisión personal y muchas ganas de abrir los ojos a todas aquellas personas que lo lean.

Se crítica al matriactivismo, termino acuñado por la activista Jesusa Ricoy, de ser una vuelta al conservadurismo, a madres confinadas en el hogar al cuidado de sus hijos como único objetivo. Largas lactancias, crianza con apego; parecen sistemas de control patriarcal. Lo qué ya sabemos y tan bien explica Casilda Rodrigañez, es que el patriarcado no tiene madres. Y que hay una necesidad de recuperar la maternidad obligada de la que renegamos para ocupar los espacios públicos que era tan necesario, en una maternidad elegida, compartida, pensada, coherente y conciliada con los deseos personales de cada madre.

Esther Vivas es crítica con las instituciones, con cómo se han controlado todos los procesos. La deshumanización que viven las mujeres con perdidas gestacionales, de cuyos hijos no natos en muchas ocasiones no pueden ni despedirse y son eliminados como un residuo médico más. Como un tumor extirpado. Denuncia la violencia obstetricia, las altas tasas de cesáreas no necesarias o programadas antes de iniciarse el proceso de parto sin informar a las madres de sus efectos en el desarrollo motriz o intelectual de sus criaturas.

esther vivas killedbytrend
Esther Vivas. Foto extraida de su web http://www.esthervivas.com

Es crítica con la lactancia ; defendida por la OMS y demostrados sus beneficios, ha sido capitalizada. Creando inseguridad a las madres haciéndolas sentir que no son capaces, empujando en algunos casos a el uso del biberón con excusas no del todo contrastadas, convirtiendo lo más barato, ecológico y saludable en una prueba de fuego personal como mujeres y como madres.

Pero también es crítica , parafraseando a Nancy Fraser, con cómo el derecho de mujeres, madres y esposas a competir en el mercado laboral en igualdad de condiciones, ha dejado fuera, de nuestra visión feminista a las mujeres de clase baja o racializadas. Siendo ellas, en la actualidad,  la base de los cuidados de la sociedad de consumo en sus facetas de cuidadoras infantiles , auxiliares domésticas o acompañantes de personas mayores.

Esther Vivas ha escrito un libro imprescindible en cualquier biblioteca de toda madre  feminista, puedes hacerte con él en castellano aquí o en catalán . Porque criar es un acto político.

Si queréis leer más sobre maternidad y feminismo, podéis leer nuestros post Elegí maternar. La maternidad como subversión,  libros que nos enseñan que la maternidad será feminista o no será y el encuentro con Casilda Rodrigañez : el patriarcado no tiene madres . 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.