Elegí maternar. La maternidad como subversión.

Puedes tener hijos. Parirlos, adoptarlos o criarlos. Puedes ser madre o no serlo. Puedes dejarte llevar por la logística de pediatra y pañales. Por los horarios de comida. Por las horas de sueño. Por que lleven calcetines en invierno y crema solar en verano. Por que no se suban al árbol. Ni a sus sueños. Porque pueden caerse.

Puedes elegir maternar. Priorizar tu compromiso con un tercero a tus propias prioridades. Fisiológicas. Emocionales. Cumplir el contrato. Con gusto. Sabiendo que la mejor madre es aquella que poco a poco se va haciendo innecesaria. Sin desaparecer de repente. Subordinando, en la medida de lo posible, el bienestar material. Podemos arreglarnos con esto. Podemos prescindir de aquello. Esta caja es perfecta para que juguemos juntos.

Sin pretender delegar, salvo lo necesario, su educación y su cuidado. Para algo los he tenido, piensas. La infancia dura diez años. La culpa toda la vida. Y miras a tu alrededor y notas las miradas paternalistas de aquellos que piensan qué tu vida está más vacía por no trabajar o mantener un trabajo mediocre. Y criar. Ya es grande, dicen. Ya no te necesita tanto.

Quiero regalarte lo mas valioso que tengo, mi tiempo. Porque necesitarás un beso en la rodilla cuando te caigas del columpio, y quiero ser yo quien te lo dé. Alguien que te escuche cuando discuten con los amigos. Ayudarte con los deberes. Hablar sobre tu primer beso. Recogerte a las tres de la mañana de borrachera. Quiero que oigas: Te quiero, todo el rato.

Para que sepan que eso no va a cambiar, porque no lo saben. Que estás orgulloso hasta de sus errores, porque lo han intentado. Que cogerás su mano cuando estén alegres o tristes, sin importar su edad o motivo.

judy chicago Birth_Garment_2_Flowering_Shrub killedbytrend
Cuadro de Judy Chicago de su colección Birth Porject ( 1980 – 85) .Más información http://www.judychicago.com/

Las feministas de los setenta querían recuperar los espacios públicos, salir de casa, trabajar, no depender económicamente. Y era necesario. Mujeres confinadas a un marido y a un hogar, porque sí. Por tener un coño entre las piernas. Aguantar. Follar sin ganas. Criar.

Pero ahora es diferente, una de las reivindicaciones de la cuarta ola es poder volver al ámbito privado. En nuestras condiciones, no en las que marque el patriarcado. Valorar los cuidados. En lo social, económico y emocional . Entre nosotras que muchas veces miramos con condescendencia a aquellas que han elegido criar.

¿Por qué un tiempo remunerado es más valioso que uno que no lo está? Porque las cosas cuestan dinero, me contestarás con media sonrisa llena de sorna.

Pero a mis cuidados no podrías ponerles precio. Es desorbitado. No puedes pretender una sociedad empática, una sociedad libre, un libre albedrío respetuoso si no educamos para que así lo sea.

Antes nuestros hijos recibían la esclavitud de unas madres sin opciones, ahora una crianza elegida. Quedarte en casa porque quieres, de fracasar laboralmente porque te sale del coño, de pelear por una hora menos de trabajo porque es tu derecho. Reciben madres que se comprometen, que se entregan, que luchan por lo que creen más allá del capitalismo imperioso. Reciben a madres no esclavas del condicionamiento social, comprometidas con la decisión de amar, de manera egoísta. Como realización personal única, como sensación completa. Sin nominas, sin jefes, sin contratos, y por desgracia, sin valor social.

Decidme dónde estaríais todos si nadie cuidara de vosotros. Y a todas las que habéis elegido maternar, gracias y ánimo, porque es la opción más difícil.

 

Si queréis leer más sobre maternidad y feminismo, podéis leer nuestros post sobre libros que nos enseñan que la maternidad será feminista o no será, el encuentro con Casilda Rodrigañez : el patriarcado no tiene madres . Y los libros ¿Dónde está mi tribu? Maternidad y crianza en una sociedad individualista de Carolina del Olmo y Mamá desobediente de Esther Vivas

 

 

12 thoughts

  1. Santo cielo que oportuno !!!! Mil gracias !!! A veces no es fácil, ayer recibí una remuneración económica mínima por mi trabajo de medio tiempo , pero despertar esta mañana y ver la sonrisa de mi niña junto a mí lo compenso todo!!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Por desgracia las circunstancias personales y económicas de cada uno no siempre permiten el poder reducir nuestros salarios a favor de la maternidad. Pero criar es una acción completa, importante y política y pasajera. A veces te hacen dudar, a veces dudas tu misma de no estar donde esperabas, pero en cuanto ves a qué lugar tan Valioso va destinado tu tiempo, compensa. Gracias por leerlo y felicidades por poder ser valiente!

      Me gusta

    1. Por desgracia las circunstancias personales y económicas de cada uno no siempre permiten el poder reducir nuestros salarios a favor de la maternidad. Pero criar es una acción completa, importante , política y pasajera. A veces te hacen dudar, a veces dudas tu misma de no estar donde esperabas, pero en cuanto ves a qué lugar tan Valioso va destinado tu tiempo, compensa. Gracias por leerlo y felicidades por poder ser valiente!

      Me gusta

  2. Gracias por el texto , aveces una mamá necesita ánimo y sentir valorado estos sacrificios personales, por qué aveces nos quedamos en casa por nuestros hijos pero eso implica no tener nuestra propia solvencia económica adecuarse al marido , trabajar solo en la casa que para muchos no es trabajo , que es un regalo a la flojera quedarse en casa, pero nosotras renunciamos a tener nuestro propio dinero a querer comprar algo para nosotras, a no tener cotizaciones , no tener pensión de vejez, experiencia laboral si es que más adelante se necesitara quedamos en un abismo , que pasa si la mujeres se separa del marido ? Son muchas cosas que quedan dando vuelta . No trabajar significa no poder tener ahorros , no tener cada propia . Pero tienes la satisfacción completa de que tu hijo está en buenas manos que comió a la hora que se mudó que resibio atención cuando tenía fiebre etc etc y no debes delegar el cuidado al jardín o abuela o la vecina que le pagas un poco . Pero no sabes si lo trato bien , si paso hambre si necesito un abrazo y no estabas para dárselo. Son sacrificados personales de mamá que nadie ve o valora , podriamos ser una mujer profesional con un buen sueldo . Pero cuántas horas al día verías a tu bebé ? Todo eso se pone me la balanza y algunas optamos por la crianza de nuestros hijos.

    Me gusta

    1. Que se valore económicamente y socialmente el trabajo de cuidados debe ser una de nuestras prioridad cómo feministas. Durante años y gracias a nuestra renuncia silenciosa hemos criado hijxs que luego han salido a cotizar para el sistema. Tu trabajo es incalculable y valiosisímo, ya es hora que empiecen a verlo también desde fuera. Gracias por leerlos y un abrazo sororo de mujer madre a mujer madre.

      Me gusta

  3. Acabo de empezar a trabajar, demasiadas horas para mi gusto. Mi bebé tiene 7 meses y mi niña 4 años. Quiero maternar, pero me siento presionada. El padre quiere que me ponga a trabajar porque “no llegamos” y me ha llegado a decir que me ponga a trabajar 8h “como todo el mundo” y que él también quisiera quedarse en casa. Muy triste.

    Me gusta

    1. Por desgracia el capitalismo sangrante en el que vivimos nos presiona para que tengamos que hacer lo que la sociedad nos manda , no lo que deseamos. Yo también trabajo unas horas fuera de casa. Piensa que estás intentando equilibrar todo, que eres una marabarista. Y valórate por ello, porque estás maternando y a la vez tratando de ganar un sueldo para que os podáis mantener todos. Mucha suerte. Es muy duro. Trata de disfrutar al máximo de tus criaturas y tomaté el trabajo como un espacio personal. Abrazo sororo, madraza 🙂

      Me gusta

    1. Muchas gracias a tí por leerme y por tus palabras! Todas vamos en el mismo barco, sólo que cada una rema como quiere o como puede :). Si algo tenemos que hacer para que las desigualdades terminen es hacer piña :). Un abrazo! 💜

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s