Nuestras 7 mejores películas de ‘rape and revenge’, por si hay que coger ideas…

En estos tiempos que corren, cada vez más mujeres tenemos la sensación de que estamos desvalidas. No por el hecho de ser débiles por ser mujeres, sino porque vemos como cada día se pisotean nuestros derechos, se enmudecen nuestras palabras y se ponen en entredicho nuestros traumas y vivencias. Dicen que el cine imita a la vida, ¿o es la vida la que imita al cine? En cualquier caso, la guerra ha sido declarada y, si queremos que el miedo empiece a cambiar de bando, lo mismo tenemos que ir informándonos, porque nunca se sabe cuando vamos a necesitar aplicar ideas.

Dentro del género cinematográfico rape and revenge (violación y venganza) muchas veces aparecen las mujeres como personas desequilibradas, vengativas y sobredimensionando el daño que las han hecho con múltiples asesinatos. Como no estamos de acuerdo con esta imagen, hemos elegido aquellas donde nos vemos mejor reflejadas. Que las disfrutéis:

Kill Bill, de Quentin Tarantino. Aunque estamos de acuerdo que Tarantino es un poco persona de mierda, nos encanta Kill Bill y nos flipa cómo Uma Thurman, interpretando a Beatrix Kiddo (a.k.a. la Novia), se venga de mucha gente, toda ella desagradable y que le ha hecho inmensas faenas. Pero, ¿a quién no le gustaría vengarse de su violador katana en mano?

kill bill rape and revenge killedbytrend
Alejaos, machirulos. Tengo una Hattori-Hanzo y sé cómo usarla.

Fóllame, de Virgine Despentes. La escritora, activista y referente feminista llevó al cine su primera novela. Es una catarsis literaria de una experiencia propia, donde dos mujeres que han sufrido distintas agresiones se unen e inician una aventura de sexo y violencia. Todo un clásico, que en su momento fue calificado como película X.

Sin City, de Robert Rodriguez. Basada el cómic homónimo de Frank Miller (podéis haceros con él aquí) enlaza varias historias, entre ellas la venganza de un grupo de prostitutas maltratadas y ultrajadas por los hombres que las rodean.

Thelma y Louise, de Ridley Scott. En esta película de 1991, sus diálogos nos muestran la credibilidad que nos daban a las mujeres en este tipo de situaciones. Casualmente, es la misma que nos dan ahora.

“- La he jodido bien. Por mi culpa pueden matarnos a las dos. Joder, no sé por qué no fui enseguida a la policía.
– Sabes por qué. Lo has dicho antes.
– ¿Qué es lo que he dicho?
– No nos habrían creído. Y además, nos habrían arruinado la vida. ¿Y sabes qué?
– ¿Qué?
– Aquel tío me hacía daño. Y si no llegas a aparecer me habría hecho mucho más daño. Y no le habría pasado nada porque todos me vieron bailando con él toda la noche. Habrían dicho que yo me lo estaba buscando. Mi vida estaría mucho más destrozada que ahora. Al menos aún puedo divertirme. Y no siento que ese hijo de puta esté muerto. Siento que le dispararas tú y no yo.”

Hard Candy, de David Slade. Ellen Page interpreta a una encantadora preadolescente que contacta con un  pedófilo a través de Internet y, con la excusa de verse, logra quedarse a solas con él y tomarse la revancha por todo que había hecho antes este hombre.  Mesa de acero, hielo y genitales. No os decimos más.

American Mary, de Jen and Sylvia Soska. Las hermanas Soska se han hecho un hueco importante dentro del cine de serie B y películas de horror con conciencia de género. En esta historia, una universitaria con un currículum intachable se ve envuelta en una desagradable situación que la llevará a aplicar, todavía sin título en mano, sus conocimientos de medicina.

 

american-mary killedbytrend soska sisters rape and revenge

I spit on your grave, de Meir Zarchi. El director de la película original participó, a su vez, en el remake de 2010 que se hizo de la cinta y en sus posteriores secuelas. La película tuvo muchas lecturas, e incluso se llegó a decir que glorificaba la violencia contra las mujeres, pero lo cierto es que su protagonista se toma revancha del grupo de hombres que atenta contra ella.

Esta es nuestra pequeña selección sobre este género, aunque seguro que podéis aportarnos muchas más. Si algo tenemos que quejarnos es que no todas estas películas esten dirigidas por mujeres, porque ya sabemos que las mujeres también dirigen cine de terror y que lo hacen estupendamente. Si tenéis más sugerencias, podéis contactarnos en este blog, Facebook, Twitter e Instagram.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s