Teatro contra el odio

Así que me fui… no en busca de fama y desde luego no de fortuna, sino -simplemente- de dignidad. 

Hace un tiempo que vengo pensando con especial intensidad en la relación de intimidad, apego y afecto que nace y fluye en el proceso de traducción de un libro. En los últimos días he pensado mucho en Joan Darós, traductor de la obra de teatro La herencia, y siento una profunda empatía y admiración por su tarea. No puedo parar de preguntarme qué habrá sentido mientras trabajaba con este texto, en qué manera le habrá afectado y cómo habrá afrontado el proceso de despedida de esta historia de historias. Qué valioso, admirable e importante es el trabajo de nuestras traductoras y traductores.

Me resulta especialmente complicado escribir en estos días de julio de 2021, tras el asesinato de odio, homófobo, contra Samuel Luiz. El dolor me paraliza, las palabras se desdibujan, tengo los dedos escleróticos e inadaptados ante la magnitud de la tragedia. Es imposible escribir ese aullido de pena que llevo conmigo.  

Desde la Editorial Dos Bigotes lo han vuelto a hacer, nos han vuelto a regalar un libro hermoso, valiente, necesario y profundamente conmovedor. Leer <<La herencia>>, la obra de teatro del dramaturgo y guionista Matthew López, tiene estos días una resonancia especial, un impacto mayor, interpela mucho más. Eric, uno de los protagonistas de la historia, da en la diana cuando dice en un momento de la obra: ¿Qué pasa con esa cultura compartida?. Si ser gay solo describe a quien amamos y con quién follamos, pero no también cómo nos enfrentamos al mundo, entonces la comunidad gay y la cultura gay empezarán a desaparecer. Y aún necesitamos esa comunidad. Porque este país aún está lleno de gente que nos odia con un fanatismo vengativo y asesino. Ese país al que se refiere Eric es Estados Unidos, pero en las últimas semanas hemos tenido el infortunio de reconocer que ese odio inoculado poco a poco, esa violencia pegajosa que todo lo arrasa sin piedad está cerca, muy cerca de nosotres. Y que son nuestras vidas, nuestros cuerpos precarios, nuestras existencias las que están siendo golpeadas, torturadas y asesinadas.

La herida y el trauma siempre han estado presentes en nuestras vidas LGTBQ, los testimonios contenidos en los hilos que hemos leído en las redes sociales en los últimos días nos están descubriendo el vigor de esas múltiples violencias en nuestra cotidianidad, y algo mucho más inquietante, cómo de profunda es la vergüenza y la culpa enredada con el silencio más doloroso. 

La herida y el trauma siempre han estado presentes en nuestras vidas LGTBQ, los testimonios contenidos en los hilos que hemos leído en las redes sociales en los últimos días nos están descubriendo el vigor de esas múltiples violencias en nuestra cotidianidad.

El trabajo de Matthew López es importante porque viene a ocupar, dar presencia, potenciar y amplificar nuestras historias, a narrar nuestros procesos de duelo, a honrar a nuestros muertos y a subrayar el legado de todos esos que caminaron antes que nosotros y que con sus gestos de valentía hicieron nuestra vida más vivible. Si algo bello podemos destacar del texto de López es ese potencial reparador, ese diálogo entre generaciones que documenta y nos sirve como ejercicio de memoria, una memoria sanadora, que cura. Nuestra cultura, vida e historias no pueden ser descartables. Son imposibles la invisibilidad y la discreción. 

La obra de Matthew López ha logrado los galardones a la Mejor Obra tanto en Londres como en Nueva York. Entre los premios que ha recibido se encuentran el Laurence Olivier, Drama Desk, Evening Standard, London Critics Circle y el Premio de Literatura de la Academia Estadounidense de las Artes y las Letras

Encontrarán entre las páginas de La Herencia a un Wilcox como en la novela Regreso a Howards End e incluso E.M. Forster es uno de los protagonistas de la obra. 

Matthew López, autor de la obra

Por nuestra cultura LGTBQ que siempre combatirá el odio y hará del mundo un lugar infinitamente más habitable y refugio como la casa entre las montañas. 

Seguro que les resulta una lectura emocionante, ahora mucho más necesaria. Ardo en deseos de poder asistir prono a una función de esta obra y deseo que la leáis para apaciguar algo de las tribulaciones que nos asolan en estos días. La cultura es política y esa política tiene que ensanchar y servir de apertura de nuestro espacio público. 

Soy redundante, lo sé, pero deseo insistir en lo bello de esta edición en castellano y del trabajo tan precioso que hacen siempre desde la Editorial Dos Bigotes. El diseño de sus colecciones son tan cuidadas y suaves como el contenido. 

Sí, Alberto y Gonzalo, me ha conmovido profundamente. 

Por una cultura LGTBQ que sea legado, también vanguardia. 

Samuel es por ti, por todas las nuestras, los nuestros.

Puedes hacerte con este libro en tu librería preferida, en la web de la Editorial Dos Bigotes o aquí.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.