Twin Peaks es un estado de ánimo

Twin Peaks es como el amor, necesita tiempo

David Lynch

Se cumplen 30 años del estreno mundial de Twin Peaks, una serie que cambió el concepto de televisión y creó el término seriéfilo, teniendo a millones de personas enganchadas a las investigaciones poco ortodoxas del Agente Cooper y a los personajes, un tanto llamativos que componían la población ( 51.201 habitantes para ser exactos) del pueblo de Twin Peaks.

Twin Peaks no deja indiferente a nadie, o la amas o la odias, porque su estructura clásica de pueblo apacible donde todo el mundo tiene un lado oscuro, como en el libro Peyton Place de Grace Metalious – del que la serie coge referentes- , toca en lo más profundo del espectador que comienza sediento de una historia policíaca y termina inmerso en un montón de reflexiones sobre el bien y el mal, que conectan con lo más hondo de nosotros mismos.

Coincidiendo con este aniversario, Alpha Decay edita Tres ensayos sobre Twin Peaks, un libro que, como su propio nombre indica, recoge los ensayos de Pacôme Thiellement sobre la serie y sobre el cine de David Lynch, sus simbologías, sus búsquedas y sus aprendizajes.

¿Qué tiene de especial este libro con respecto a otros ensayos que se han hecho sobre esta serie? En primer lugar resulta muy clarificador para no iniciados y en segundo lugar aporta las dosis de filosofía y existencialismo requerido a quienes somos amantes de la serie y de todo su mundo.

¿Qué tiene de especial este libro con respecto a otros ensayos que se han hecho sobre esta serie? En primer lugar resulta muy clarificador para no iniciados y en segundo lugar aporta las dosis de filosofía y existencialismo requerido a quienes somos amantes de la serie y de todo su mundo.

Twin Peaks, más allá de sus hilos narrativos, contiene un amplio anecdotario técnico. Entre el 8 de abril de 1991 y el 10 de Junio de 1991 ( fechas en las que se produjo y emitió las dos primeras temporadas de la serie) participaron más de una veintena de personas en labores de guión, edición y dirección, donde, además de los archiconocidos David Lynch y Mark Frost, podremos encontrar curiosidades como los episodios dirigidos por Diane Keaton ( el número 22 para ser exactos) o por Caleb Deschanel ( sí, el padre de Emily y Zooey Deschanel) y marido en la vida real de la actriz que interpretaba a la madre de Laura Palmer, Mary Jo Deschanel, personaje clave en la narrativa de la historia.

Twin Peaks, no empieza y termina en sí misma, continua en el espacio y el tiempo transformando la forma de hacer cine de David Lynch, funcionando como experiencia iniciática a todos aquellos que la ven, mostrando la dualidad entre el bien y el mal, el sickamour y la transmutabilidad. Querrás volver a Twin Peaks, pero nunca será el mismo Twin Peaks.

Twin Peaks, no empieza y termina en sí misma, continua en el espacio y el tiempo transformando la forma de hacer cine de David Lynch, funcionando como experiencia iniciática a todos aquellos que la ven, mostrando la dualidad entre el bien y el mal, el sickamour y la transmutabilidad. Querrás volver a Twin Peaks, pero nunca será el mismo Twin Peaks.

Twin Peaks se salta la narrativa clásica policial para enseñarnos que no todo está escrito, o es blanco o negro, que en cualquier espacio apacible y aparentemente paradisíaco subyace una fuerza oscura, que el mal y la moralidad son relativos y que ser consciente de la dualidad humana nos permitirá avanzar y no quedar atrapados en la habitación roja del Black Lodge. Nuestras existencias pasadas, presentes y futuras coexisten y debemos dejarlas ese espacio como todo que somos. Eso es lo que nos cuenta David Lynch y lo que no es tan fácil de entender, como no lo es Twin Peaks.

Nuestras existencias pasadas, presentes y futuras coexisten y debemos dejarlas ese espacio como todo que somos, eso es lo que nos cuenta David Lynch y lo que no es tan fácil de entender, como no lo es Twin Peaks.

Además de las narrativas secundarias, las simbologías y el anecdotario de la serie, Pacôme Thiellement consigue en su libro hacer cercano y entendible un universo incoherente para los no iniciados y confuso para los seguidores.

Algún día os contaré por qué quien realmente mató a Laura Palmer fue el patriarcado.

Puedes enterarte de cómo hacerte con este libro en la web de Alpha Decay, en tu librería preferida o aquí.

2 thoughts

Responder a Rocío Tizón Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .