El yeyé mola muchísimo… pero es machista que te cagas

killedbytrend france gall
France Gall, te amamos y amamos tu pelo.

Tenemos totalmente interiorizadas las letras de los himnos yeyé, sobre todo los patrios, pero OMG, la gran mayoría de ellas tiene un ramalazo machista que huele a Soberano (es cosa de hombres) que tira para atrás. ¿Nos extraña? Por supuesto que no. Un alto porcentaje de las canciones europeas de los 60 (recordemos que en España estábamos en plena dictadura franquista) estaban escritas por señores de cierta edad, de esos que fumaban puros en los despachos y bebían pacharán, e interpretadas por chicas jovencitas muy monas. No es por menospreciar a France Gall, a Sylvie Vartan o a nuestros grandes ídolos de la época, pero es así. Muchas veces eran ellas mismas quienes ejercían de megáfono de grandes aberraciones. Aquí varios temazos ejemplos que hemos bailado hasta la saciedad gracias a Juan de Pablos, a su programa y a las fiestas de Flor de Pasión:

France Gall: Si j’étais garçon 
Esta canción habla de que, si France Gall fuese un chico en lugar de una pobre muchacha desvalida, podría volver tarde a casa sin que le pregunten dónde ha estado y con quién, y  también hace hincapié en que para los hombres es todo más cómodo. Pero tiene un bonos track: su última estrofa, donde la propia cantante dice que ella, que conoce a las chicas, sabe que muchas de las veces que dicen que no, en realidad quieren decir sí.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sylvie Vartan: La plus belle pour aller danser
En La más bella del baile Sylvie le promete a su amor que será la más guapa para él, la más dócil, y que ojalá que el vestido que ha cosido ella misma y que su peinado acaben destrozados por sus manos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Bruno Lomas: Ayer cumpliste los 16 
Enamorado de una menor de edad, el cantante alaba que su chica ya viste como una mujer, se maquilla y usa tacones. Un sueño hecho realidad, dice entre uhmmm y ahhh EL MUY.

 

 

 

 

 

 

 

Rita Pavone: La partita di pallone
Pobre chica, que se queda sola cada domingo, sin saber qué hacer, porque su novio se va a ver el fútbol… o eso le dice a ella, que amenaza todo el rato con descubrirle si usa el fútbol como excusa para engañarla.

 

 

 

 

 

Los 4 de la torre: Temperamento español
He aquí un ¡Que vienen las suecas! hecho música. Cuentan cómo grupos de extranjeras llegan a España y ellos, todo amor y olé olés, se van a ganar el corazón de todas ellas gracias a su temperamento. Lo que opinen ellas, ya tal.

 

 

 

I Flippers: La vichinga
Otra oda a lo nórdico, esta vez en italiano y con vídeo en el que no se cortan un pelo. Chica mona, con poca ropa y despistada que acaba de llegar de Escandinavia se cuela en la actuación del grupo y, mientras ella curiosea, ellos le pegan un repaso sin ningún tipo de pudor. Finalmente (spoiler) acaba ligando con el gordito bajito porque es lo que todas las suecas hacen.

Los Hooligans: Despeinada
Aquí los Hooligans hablan de una chica maravillosa, guapísima, preciosa, perfecta… pero que tiene el gran defecto de no peinarse, y eso les da para el chascarrillo de la canción entera. Una pena que su pelo sea un desastre universal, llorando por las esquinas debe estar la pobre chica.

Esta ha sido solo una pequeña muestra de canciones que, como ya dijimos en estos posts, nos convierten en feministas de mierda, o incluso, que si se compusieran a día de hoy, sus autores irían a la cárcel. Pero eh, que en su día las compusieran personas de mierda no les resta valor musical pasados 50 años ni vamos a renegar ahora de ellas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s