Champú en seco: manual de uso (parte I)

Captura de pantalla 2017-10-02 a las 10.38.37

El champú en seco es uno de esos productos de belleza con tantas seguidoras como detractoras y, aunque ya lleva un tiempito entre nosotros, para muchas sigue siendo el gran desconocido del mundo beauty. Pero… ¿es práctico, o al final va a terminar siendo un bote más a medio terminar ocupando espacio en el baño? En KbT somos súper fans, los hemos usado de todas las marcas y precios, y a estas alturas ya no podemos vivir sin él.

Una de las preguntas más frecuentes sobre el champú en seco es si el uso de este equivale a lavarse la cabeza. Rotundamente NO, y si lo utilizas solo con ese propósito, es que eres tirando a guarrona dejada con respecto a tu higiene capilar (sobre cómo te lavas el resto de cosas preferimos no meternos).

Entonces… ¿se puede usar sobre el pelo limpio? Pues claro que sí, y el resultado es mejor todavía.

El champú en seco es, simplemente, una herramienta de uso fácil y rápido que da volumen y refresca el pelo al instante. Por lo tanto, y a primera vista, el pelete churretoso ese que se nos queda al final del día parece que está limpio como por arte de magia… pero en el fondo todos sabemos la verdad.

source

El comodín del champú en seco viene genial:

  • Cuando un día no te haya dado tiempo a lavarte el pelo (volvemos a unas líneas más arriba y recalcamos eso de UN DÍA).
  • Cuando, aunque tengas el pelo impoluto, te hayas levantado con pelete y necesites lucir pelazo en tiempo récord.
  • Cuando estés en la oficina y quieras estar presentable después de currar todo el día para el afterwork de después.
  • Cuando estés tirada en el sofá, te llamen proponiéndote un planazo (guiño, guiño, codazo, codazo) y no tengas tiempo de pasar por champú, acondicionador, mascarilla, plancha y secador.

Teniendo controlado el cuándo, ahora es el turno del cómo.

Aplicarlo es tirado de fácil, para tontos, para organismos mononeuronales: pulverizas a unos centímetros de la raíz del pelo, esperas unos 10 segundos, y retiras el sobrante (si es que hay) con una toalla. Te cepillas con normalidad y… voilà! Ahí está la magia del champú en seco.

giphy

Y para terminar, la pregunta es: ¿Cuál elijo?

Para una primera toma de contacto con el producto, lo mejor es hacerte con uno que tenga una gran relación calidad-precio: por ejemplo, el de la marca Batiste. Puedes elegir el que más te guste según tu tipo o color de pelo, y lo encontrarás fácilmente en tiendas online como Maquillalia o Primor por algo menos de 4 euros.

¿Hemos conseguido reclutarte en la secta de las usuarias del champú en seco?

4 thoughts

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s