Manifiesto Cíborg. Las máquinas despiertan, lo humanos dormimos

A pesar de que los dos bailan juntos el baile en espiral, prefiero ser un
cyborg que una diosa.

Necesito expresar la alegría que me invade, también la ilusión y el deseo de dar las gracias a Kaótica Libros. Qué bien poder sentir júbilo y agradecimiento en estos días de tanta fragilidad -temporal y espacial- compartida. Mi mundo se ha desplegado y respira con más facilidad al saber que ha nacido este nuevo proyecto editorial y cultural.

Gracias a Kaótica Libros hemos tenido la posibilidad de abrir las puertas a nuevas miradas, de transformar los códigos, de acoger sin temor el poder de la ironía, de la huida de los esencialismos, de mirar sin miedo a unas políticas progresistas, socialistas, emancipadoras, del potencial contenido en lo lúdico y lo divertido que es siempre jugar a la confusión y deshacer los límites, las fronteras de lo establecido. No hay inocencia en prácticamente nada, ya tendríamos que haberlo aprendido. Y creo firmemente que las editoras de Kaótica Libros nos lanzan un mensaje hermoso, lleno de semillas y cargado de movimiento, al traernos como primer título de su proyecto una reedición del Manifiesto Cíborg de Donna Haraway.

Releer a Haraway y su Manifiesto ha sido uno de los momentos más importantes de este verano, se han escrito de nuevo en los circuitos de mi memoria las ideas sobre los peligros de la totalización, del racismo, la violencia inherente al esencialismo. Sobrevivir todavía, asumir la pluralidad de los feminismos y renegar de los marcos duales, negar la competición.

La figura del cíborg (acrónimo de cibernético y organismo) viaja con comodidad entre los límites de la máquina, lo humano, el mito, la ciencia, es irresistible, además hace que nos enfrentemos con nuestras contradicciones, con ese temor tan humano y animal. Con Haraway aprendemos que del peligro también nace la salvación. Aprendamos a sospechar y a no olvidar que el feminismo está constituido por la contestación y rechazo de las teorías ¿dominantes?, antes, el gesto radical del feminismo.

Portada del libro de Donna Haraway editado por Kaótica libros

Haraway y la vitalidad, la deconstrucción de la falsa unidad, la revisión de los conceptos de “sexo”, “naturaleza”, “raza” utilizados con peligrosa ahistoricidad por los discursos dominantes. Qué bien leer a Haraway y sentir el empujón necesario para que busquemos una posición cómoda, o quizá incómoda, para poder revisar en qué lugar tenemos puesta la mirada. Qué ganas de que llegue ese mundo monstruoso sin géneros, de explorar las brechas entre lo humano y lo animal, del placer de acoplarse. Escribe Haraway en su Manifiesto que los cuerpos son mapas de poder e identidad y los cíborgs no son una excepción, debemos aprender a disfrutar estando fuera de lugar, hacernos cómplices de la máquina, sacar placer de nuestra interacción con ellas. Importante subrayar que la política de los cíborgs es la lucha por el lenguaje y contra la comunicación perfecta, contra el código que traduce a la perfección todos los significados, el dogma central del falogocentrismo.

Haraway y la vitalidad, la deconstrucción de la falsa unidad, la revisión de los conceptos de “sexo”, “naturaleza”, “raza” utilizados con peligrosa ahistoricidad. Sentir el empujón para que busquemos una posición cómoda o incómoda, para poder revisar en qué lugar tenemos puesta la mirada.

Qué auténtica liberación en estos tiempos poder seguir leyendo a Donna Haraway, cada vez se hace más necesaria. En el texto aparecen también las voces de otras autoras como Octavia Butler, Audre Lorde, Cherry Moraga y esas escrituras que son siempre ruptura.

Exploren el universo de Kaótica Libros, me provoca una honda emoción que este proyecto haya nacido. Disfruten de esta nueva edición de Manifiesto Cíborg, de los diseños, y estén atentos a los hilos que están tejiendo sus editoras porque como expresan en su propio Manifiesto Kaótica: Somos sistemas complejos y dinámicos, sensibles al aleteo de la mariposa y a la erupción de los volcanes. Sociales e impredecibles, unidos por un hilo que conecta nuestros actos. Una mínima diferencia en las condiciones que nos rodean puede hacer que el ser humano evolucione de manera completamente inesperada. Creemos en el cambio, vamos a por él. En noviembre llega nuevo título El hilo de Ariadna escrito por el profesor Manuel Ángel Vázquez Medel. Siempre los hilos para seguir tejiendo.

Puedes hacerte con este libro en tu librería preferida, en la web de Kaótica libros o aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .