La serie de Filmin ‘The Virtues’ : ¿habrá paz para los inocentes?

Cualquier cosa que se diga, enuncie o escriba horas después de terminar de ver la miniserie británica The Virtues (Shane Meadows, 2019) sonará irremediablemente fútil, radicalmente frívolo e inocuo. Por eso, decido cerrar la solapa del ordenador durante unos días y pienso en la idea que afirma que algunas historias necesitan reposar antes de poder ser contadas.

Estos días en los que el procesador de textos ha estado cerrado, he vuelto una y otra vez a las páginas del libro de Edurne Portela, El eco de los disparos. Cultura y memoria de la violencia (Galaxia Gutemberg, 2016), entre toda esa humanidad que hay en los análisis de Portela, hay una cita que escribió Franz Kafka que ha quedado tatuada muy dentro de mí: “Un libro debe ser como un pico de hielo que rompa el mar congelado que llevamos dentro”. Ese pico de hielo que atraviesa, que hace que todo arda dentro del lector o espectador, se aplica a The Virtues.

Durante estas semanas en las que las Navidades simulan dejarlo todo en suspenso, me he obsesionado con la idea de lo virtual y en la contradicción que hay conviviendo en el interior de la palabra. No insistiré, aquí, por el momento en este asunto.

Virtud, virtual. Lo bueno es que he aprovechado estas vacaciones para deshacerme de esa idea tramposa que nos interroga por la mejor serie, el mejor libro o el mejor cómic. Hay tantas y tantos. The Virtues, es una obra maestra de la televisión (qué vértigo escribir estas dos palabras). Lo es y lo será; al igual que lo son y lo fueron Los Soprano o A dos metros bajo tierra.

The Virtues, tiene esa cualidad que poseen las grandes obras de arte en despertar una profunda emoción, el parpadeo no es el habitual y el ritmo de los latidos del corazón también se alteran mientras la estás viendo o contemplando. Se hace inevitable tomar partido y sentir una profunda empatía por los dos personajes que protagonizan la historia, dos almas a la deriva, que llevan tanto tiempo naufragando que no saben si forman parte del reino de los vivos o se están vagando por un limbo que no puede considerarse más que radicalmente injusto.

The Virtues, nos habla de reencuentros que son necesarios para calmar un dolor que estaba escondido entre capas de memoria, nos habla de perdonar lo imperdonable, de grietas que nos han acompañado durante tanto tiempo, que ya no somos capaces de calibrar si hay posibilidad de reconstrucción o el derrumbe es inevitable, nos habla de dolor, pero también de esos pequeños puntos de fuga que nos consuelan por saber de su propia existencia. Nos habla de cuando éramos niños, y de cuando somos adultos atrapados en un pasado que se convierte en un peso insoportable. Las miradas de Joseph y Dinah se encontraron, ahí es donde se desató ese huracán que lo arrasó casi todo. Qué suerte, o no. Mirad de The Virtues en Filmin. Os atravesará. Éramos fans de Shane Meadows el director, ahora somos incondicionales. Ahora también sabemos que Stephen Graham es uno de los mejores actores británicos de todos los tiempos y hemos también descubierto el potencial de Niamh Algar, que será una de las mejores actrices de su generación. 

No sobra ni un solo segundo, y muy probablemente los últimos minutos de la serie sean de los mejores de la historia de la televisión. 

Tenéis disponible esta series y otros contenidos igualmente interesantes en Filmin.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .