Cómo entretener a tus hijos de viaje (sin usar el móvil)

244.png

Las vacaciones. Ese tiempo placentero en familia. Lugares nuevos, descanso, estímulos culturales, de ocio o deportivos. Pero antes, hay que llegar hasta allí. Cuando se tienen hijos de según qué edades, te querrás apuntar al teletransporte como religión. Dos, tres, cuatro, ocho horas de aviones, trenes, coche o aeropuertos pueden minar la paciencia de cualquiera, y plantearte unas vacaciones a metro y medio de tu casa para no sufrir el trance familiar que puede suponer el camino no parece una opción viable. Pero como aquí, en vez de quejarnos, queremos aportaros soluciones, os vamos a enseñar unos trucos para entretener a vuestra prole en estas situaciones, ¡y sin necesidad de usar el móvil, oiga! Por si la batería y la cobertura os fallan… o por si preferís alternativas no tecnológicas para el entretenimiento infantil.

Colorear con agua: Los cuadernos reveladores para colorear con agua son, probablemente, uno de los mejores inventos a nivel de entretenimiento infantil. No manchan, no se rompen, las pinturas no son tóxicas,  no se gastan y tampoco ocupan mucho. Lo único que puede suceder es que se mojen un poco, pero ¿a quién le molesta un poco de agua en verano? Los hay de varias marcas, pero Melissa and Doug se ha currado una serie de ellos muy bonitos que puedes comprar aquí.

AVENTURAS-CUADERNILLO-PARA-LLEVAR- killedbytrend

Plastilina: Un trozo de plastilina y unos cortadores de plástico se pueden traducir en horas de diversión. Si te animas y tienes crockpot, aquí tienes una receta para hacer tu propia plastilina no tóxica casera. Para familias sin tiempo o sin ganas de complicarse, pueden comprar el lote entero aquí.

Frasco de la calma: No va a ser tan elaborado cómo el del método Montessori. Llevaremos algunos elementos desechables ya cortados, como trozos de fieltro, de tela, formas de purpurina, garbanzos… y jugaremos con el niño a irlos metiendo en una botella de agua que nos ha quedado vacía. Después, le podemos añadir agua con aceite o con jabón de manos que consigamos donde estemos, y tendremos un bote de la calma bastante apañado para sobrevivir ese rato de espera viajera.

Pegatinas: Un paquete de pegatinas sencillas puede suponer horas de diversión. Pegártelas en la cara, en un cuaderno, hacer creaciones en tubos de cartón de papel higiénico o similares que luego podemos desechar al llegar a destino. Si buscas algo que además tenga un aporte educativo, de nuevo Melissa & Doug, tiene estos libros con pegatinas reutilizables donde, además de entretener a los peques, puedes enseñarles cositas.

killedbytrend ReusableStickerPad-MyTown

Pompas de jabón: Puede que en un restaurante o en un avión no sea una opción muy válida, pero el descansillo del tren puede salvarte un rato el viaje a la desesperada haciendo unas pompas de jabón con tus pequeños. Al aire libre, no hay momento aburrido que no puedas solucionar sacando un pompero de la bolsa. Aunque los venden en cualquier lado, puedes comprar un lote con tamaño perfecto para viaje aquí.
T
ambién os valen en restaurantes u otros sitios públicos donde necesitéis estar más de diez minutos.

¿Tienes más trucos de supervivencia viajera? Cuéntanoslo en  Facebook, Twitter e Instagram.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s