Ha vuelto Fotolog… ¿una buena noticia?

Hace unos días volvió Fotolog, y lo hizo en forma de app para móviles. Por si alguien lleva viviendo en una cueva desde 2002 y no sabe lo que fue el Fotolog, una breve explicación: se trataba de una web para subir fotos (solo una al día, a no ser que fueses miembro gold) que nació cuando los chats de IRC estaban muriendo y las redes sociales tal y como las conocemos aún no habían nacido. Vamos, que a los treinta-cuarentañeros nos sirvió de ensayo para lo que vendría después y a los millennials les resulta una herramienta digital retro muy entrañable.

A quienes que tenemos ya una de esas edades en las que nos alegra no haber tenido redes en nuestra adolescencia, de primeras, la vuelta de Fotolog nos puede parecer un notición pero, pensándolo fríamente, lo mismo no es tan bueno… porque la recuperación de nuestras cuentas de Fotolog puede desenterrar ese momento shame que fueron los early 2000.

 

 

¿De verdad es necesario ver nuestras fotos con cinturones de tachuelas cuadradas? ¿En serio queremos pruebas gráficas de nuestros jetos con varias cervezas del chino de más, esperando en la cola de Barbarella? Y lo peor… ¿quién quiere acordarse de las fichas que metíamos y nos metían en los comentarios de nuestras fotos? Recordemos que cada imagen solo permitía 10 comments, pero el agruparlos era todo un arte que teníamos perfectamente dominado.

¿Qué habrá sido de todos esos brasileños que posteaban “adorei” y esos mexicanos que nos escribían “linda pic” en nuestros primeros selfies retocados con el pincel de estrellitas de Photoshop? ¿Dónde habrán ido a parar aquellos f/f que nunca llegamos a tener como amigos en Facebook? ¿Y esos ligues a los que les lanzábamos, ahí a lo encriptado, canciones de The Cure o de Smiths?

Por todo esto, no estamos del todo seguras de que la vuelta del Flog sea el mejor ejercicio de nostalgia… la que aquí suscribe inmoló su cuenta, cerrándola y haciéndola desaparecer en lugar de dejar que muriese poco a poco, y la verdad, ni tan mal. Porque, sinceramente, el primer sentimiento provocado por la notica de la vuelta del Fotolog ha sido un GLUPS en la garganta del tamaño de la catedral de Burgos.

Tom, sal a calentar. Tú eres el siguiente:

 

 

One thought

  1. Yo me pasé tanto tiempo haciendo montajes y escribiendo textos que nunca lo cerré.
    Como mi fotolog era de naturaleza de la tontería no me avergüenzo más allá de algunos chistes malos y poemás satiricos ripiosos.
    Jamás ligué en el fotolog. Ni el el facebook. Ni en twitter. Ni siquiera en Badoo o Tinder. Espero que Instagram sea mi red social, jajajajajaja…
    #foreveralone

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s