Caitlin Moran tuiteando sobre la boda de Harry y Meghan nos representa

CaitlinMoran killedbytrend

¿Hay algo menos feminista que una boda real? NO. Tiene todos los componentes:  tradiciones heredadas y misóginas, votos matrimoniales, idealización del amor romántico y religión… mucha religión.

Aún así, no es incompatible con que nos guste ver un buen sarao, y no somos las únicas. La escritora y activista inglesa Caitlin Moran estuvo enganchada a la ceremonia tanto como nosotras (no sabemos si por cuestiones laborales o no) y la vimos comentándola en Twitter con su característico sarcasmo y humor ácido que inoportuna a más de uno.

De nosotras podréis dudar, pero de Caitlin no, y como no queremos que se os rompa el feministómetro, vamos a comentar la boda a través de sus palabras.

El evento se ha tildado de boda feminista y pro-diversidad.  Meghan Markle ha sido la primera mujer mestiza, norteamericana y divorciada dentro de la corona británica. Además han reformulado los votos para evitar en ellos la palabra obedecer, como ya hiciera la madre de Harry, Lady Di, cuando se casó con el príncipe Carlos. Además el príncipe Harry invitó al evento a sus tres principales exnovias. Un maquillaje comercial para la realeza inglesa muy oportunista, para que veamos cómo las santas tradiciones evolucionan hacia los nuevos tiempos.

Meghan Markle es actriz, y decimos es, porque aunque sus obligaciones reales la hacen abandonar su trabajo, va a tener que interpretar algún que otro papel de aquí en adelante. Esto ha hecho que la boda haya tenido un amplio toque hollywoodiense y varios actores famosos han asistido al evento. Pudimos ver a todos sus compañeros en la serie Suits, donde Meghan era protagonista, Tom Hardy, Ophrah Winfrey, la cantante Joss Stone, Serena Williams y Amal y George Clooney, entre otros.

Victoria Beckham y David, que no se pierden un eventazo en Inglaterra (más aún desde que él fuera nombradoCaballero del Imperio Británico) fueron otras de las asistencias más comentadas.

La Reina de Inglaterra, como buena reina que es, eligió una vestimenta de un color que iba a asegurarle no pasar desapercibida. Al igual que Sarah Ferguson.

Para la ceremonia religiosa, hubo un obispo anglicano americano invitado, quien se tomo lo del sermón a pies juntillas y se enrollo un poco más de la cuenta:

Parecía que iba a ser interminable, lo que provocó miraditas desaprobatorias entre Kate Middleton y Camilla Parker, aunque luego lo hayan cortado en la postproducción:

Cuando la cosa se alarga tanto y llevas tantas horas metido en una iglesia, pues puedes empezar a sentir la llamada de la madre naturaleza:

Los novios eligieron una versión de Stand by me cantando por un coro de gospel pero, en este tipo de bodas, hay otros cánticos obligatorios como el himno nacional y las canciones eclesiásticas correspondientes:

Caitlin Moran publicará la próxima semana un artículo sobre el evento, mientras tanto nostras vamos a darnos un baño reconstructor para retomar nuestra coherencia feminista, al menos, hasta el próximo sarao.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s