El mal hábito de nuestra simetría nocturna

Las partículas del dulce veneno corren por mis venas. 

El compuesto de las letras que dicen que es desde la muerte y que a la vez es sin muerte. A y – Mor son los elementos. El compuesto es más explosivo, tanto que me resisto a escribirlo unido, por miedo a incendiar el papel. 

Soy el vampiro sediento que duerme durante el día soñando contigo y vive durante las noches escribiendo versos e historias de ficción política y narrativa contrasexual para ti. Vivo entre la obsesión de beber tu sangre, semen, sudor y orina, porque tu cuerpo y sus restos son mí principal alimento. Tu amor me da una fuerza que jamás había experimentado. Si fuera preciso desmembrarte para devorarte pieza por pieza lo haría con tal de vivir contra la eternidad contigo unido permanentemente a mi cuerpo. 

Las moléculas de tu cuerpo son una droga que me hace adicto a tu voz. Soy un demonio del inframundo y tú eres el brujo que todas las noches me conjura para hacerte el amor en tu aquelarre cósmico. Te imagino en el altar de tu cama con tu cuerpo desnudo como ofrenda para que los umbrales se crucen y la conexión devenga posibilidad. Visualizo tus eyaculaciones, contracciones y orgasmos necesarios para colmar de mi semen prosaico y vulgar cada concavidad de tu cuerpo. Haces el amor con una bestia y lo disfrutas. Haces conjuros místicos por las noches para intentar capturar al monstruo del que te enamoraste. Eres un brujo enamorado del monstruo que te habla. 

Las moléculas de tu cuerpo son una droga que me hace adicto a tu voz. Soy un demonio del inframundo y tú eres el brujo que todas las noches me conjura para hacerte el amor en tu aquelarre cósmico.

Yo te observo desde el inframundo, tan vital, tan tierno, tan bello y hermoso. Atravesaría mares de tiempo, cruzaría océanos de sangre y viajaría por kilómetros de cementerios para perderme en la ternura de tu mirada. Desde hace mucho las palabras no pueden describir el sueño que eres para mí. Quiero calentar tus huesos, disolver tus dolores, besarte como nunca lo ha hecho nadie. Tus conjuros nocturnos son al mismo tiempo el oxígeno que me hace respirar y volver a vivir, y los colores que tiñen mis sueños de ilusiones. ¿Cuándo podre tener más que un sueño de ti? 

Detalle de «Femme Fatale», imagen del VII congreso por Billyphobia © 2018 – Todos los derechos reservados a Besarilia

¿Qué cosa es el Aamor? Es la luminiscencia proveniente de la colisión de nuestros mundos y del encuentro devastador de las estrellas con un agujero negro supermasivo. Soy un ferviente esclavo de la perfecta simetría entre nosotros. ¿No te das cuenta acaso que el mundo se está terminando y que nosotros somos un idiota y un tonto corriendo juntos al borde de la gloria? Nuestro amor vive en una temporalidad diferente, una en la que somos los efectos de las historias de nuestro pasado sentimental y las genealogías afectivas del presente. Esa es la temporalidad del amor, la que no se guía por las lógicas del reloj, el calendario y la localización material, sino que las rompe, atraviesa y perturba, demostrando su artificialidad y contingencia. Desintegras y disuelves los litorales de las distancias desbordándome con tu A – mor. Bienvenido al incendio. 

¿No te das cuenta acaso que el mundo se está terminando y que nosotros somos un idiota y un tonto corriendo juntos al borde de la gloria?

Ahora puedo comprender las etimologías que en un principio parecían contradictorias. Porque sí, me has traído desde la muerte y me has dejado sin muerte. Lo que no te has dado cuenta es que exhumaste mi cadáver y lo revitalizaste con esos hechizos que tan bien conoces y dominas. Me gustaría poder hacer que vieras la capacidad que tiene tu ternura y tu cariño para invocar los impulsos más indómitos de mi existencia. Eres el desastre más maravilloso que ha trastocado mi vida. Eres un perro en busca de amo, y yo quiero ser el amo de esa bestia que eres también. Muerte, sexualidad, deseo, ternura, atracción, conexión, intimidad, A – mor, son las palabras que mejor pueden definirnos. Eres un sueño de neón multicolor. Somos un par de irremediables monstruos que diseñan juntos su futuro en el presente. Juntos somos el universo amando. La errancia de sentidos de lo que acabo de escribir es un reflejo de la vorágine de emociones, sentimientos y sensaciones que siento por ti. Estas palabras son las primeras que te escribo formalmente desde que nos dijimos que nos amamos. La tesitura ha cambiado bastante porque los tiempos gramaticales se transforman con los deseos y el transcurrir del tiempo. Irremediables, eso somos. Tú eres el mal hábito de mi simetría nocturna. Eres las caricias de la eternidad, el roció del amanecer y la luz que indica que una tormenta se aproxima. La tormenta también eres tú. Eres la herida del amor que sangra por ti. Eres el corazón de color negro con el que siempre firmo mis mensajes. Tú, y nadie más que tú, eres el espectral amor de mi existencia consumado por la unión entre mi mortem y tu vita en nuestro Amor.

Tú eres el mal hábito de mi simetría nocturna. Eres las caricias de la eternidad, el roció del amanecer y la luz que indica que una tormenta se aproxima.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.