Patti Smith a través del lápiz de Ana Müshel

Ana Müshel nos ha deleitado con un libro tributo sobre una de nuestras rockeras favoritas. Patti Smith es una mujer infinita que intenta comprender su estado natural paseándose por cementerios, frecuentando cafeterías e inmortalizando el tiempo con su Polaroid. Puede que creas que a estas alturas de la vida lo conoces todo acerca de ella, pero tal vez este viaje te permita redescubrir algunos de sus momentos biográficos clave, inspiraciones y discos que tenías enterrados en tu memoria o que nunca antes habías apreciado con detenimiento.


En este ejercicio de memoria y admiración nos adentramos en la vida de Patricia Lee Smith, una poeta y cantante que nació el lunes treinta de diciembre de 1946. Pasó su niñez enferma y fue criada en un ambiente de fervor religioso, así que en cuanto pudo huyó a Nueva York en autobús con la compañía de una única maleta. Patti necesitaba absorber toda esa energía efervescente de los movimientos sociales y culturales que se movían en la gran manzana y así fue cómo confluyó con Robert Mapplethorpe, Bob Dylan y muchas otras personalidades inquietas del momento. Incluso pasó por el Chelsea Hotel, y a partir de aquí, el resto es historia.

Ana recrea los inicios de la artista en los intrépidos años setenta neoyorkinos pero no se olvida de visibilizar la hecatombre emocional que supuso la década de los noventa para ella. De esta manera, dibuja a fuego lento el huracán de desolación al que la artista se enfrentó tanto en sus primeros años de vida como durante su etapa de maduración. Nos la presenta como un ser sensible y comprometido con el mundo, fascinada por el universo paralelo de los libros y estrechamente vinculada con la naturaleza. Desmenuza disco a disco, escrito a escrito e historia a historia a través de su lápiz, con cuidado de no emborronar cada lucha detrás de las palabras y el mensaje. Se trata de una visión global con todas sus aristas donde se aborda su etapa de portafolios y fotografías, su obra poética y su legado discográfico. Ana siente así cómo Patti necesitaba hablarle a la muerte y a la vida, y nos transmite la alquimia de su palabra. Nos recuerda cómo Patti salió del mismísimo infierno dispuesta a canalizar y exorcizar todo su dolor a través del arte y la música, y de qué manera Janis Joplin, Lou Reed, Jim Carroll, los Rolling Stones o Frida Kahlo fueron las influencias que potenciaron su receta explosiva.

Si te gusta Patti Smith, si te fascina su obra fotográfica o sus poemarios, si crees que sus letras son una descarga de adrenalina y marginalidad, si crees que la fuerza de su escritura es un potente analgésico que cura tu sufrimiento y tristeza o si eres amante de sus performances, recitales, exposiciones y conciertos… este libro tiene que viajar a tu estantería. Puedes conseguirlo aquí o en tu librería más cercana. También puedes encontrar a Ana en su habitación propia, es decir, en Instagram.

Podéis haceros con más matrial de esta autora en su página oficial y con el libro en vuestra librería preferida o aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .