Las terroríficas historias de Liz Phair

Liz Phair me ha dejado estupefacta con su primer libro. Podía imaginarme que tenía mucho más que gritarle al mundo además de todas las letras que componen su discografía, pero no me esperaba que fuese tanto ni tan profundo. Tras la conmoción social que nos dejó su famoso álbum Exile on Guyville en los noventa, ha vuelto para continuar removiéndonos las entrañas.

Elizabeth Clark se somete a un polígrafo que manipula ella misma y se enfrenta al peor de los terrores: aquel que es cotidiano y que aparenta no serlo. A lo largo de diecisiete capítulos, la autora nos introduce en algo más que una simple historia personal. Liz se abre en canal y nos confiesa todas sus melodías obsesivas con una implacable mirada al pasado y a la colectividad. Redefine el horror, se asoma a su propio abismo –que no es otro que el abismo de todas–, y sobrevive para contárnoslo. Entre autora y lectora se establece una conexión emocional que va creciendo a medida que las páginas se devoran a sí mismas. Se trata de un relato donde a veces te sientes una fácil acompañante y en otros momentos su sincera desnudez llega incluso a incomodarte.

Elizabeth Clark se somete a un polígrafo que manipula ella misma y se enfrenta al peor de los terrores: aquel que es cotidiano y que aparenta no serlo. A lo largo de diecisiete capítulos, la autora nos introduce en algo más que una simple historia personal. Liz se abre en canal y nos confiesa todas sus melodías obsesivas con una implacable mirada al pasado y a la colectividad. Redefine el horror, se asoma a su propio abismo –que no es otro que el abismo de todas–, y sobrevive para contárnoslo. Entre autora y lectora se establece una conexión emocional que va creciendo a medida que las páginas se devoran a sí mismas. Se trata de un relato donde a veces te sientes una fácil acompañante y en otros momentos su sincera desnudez llega incluso a incomodarte.

Sí, estás ante una historia de hadas, bosques encantados y poderes sobrenaturales, pero también te encuentras ante un relato de rupturas, operaciones y accidentes automovilísticos. Liz rememora momentos de su infancia, esa época de curiosidad de la que nadie sale sin cicatrices, y nos explica lo difícil que es ser mujer en la industria del entretenimiento intentando mantener una familia al mismo tiempo que viajas constantemente en avión por todo el mundo. También medita sobre sus privilegios como persona blanca y famosa, y recorre los pasos que la han convertido en quién es. Al examinar su propia materia oscura, indaga en la condición humana y nos interpela constantemente para que nosotras también recorramos los senderos más oscuros y misteriosos de nuestra memoria.

Portada del Libro de Liz Phair editado por Contra

Historias de terror hace frente al dolor enterrado en todas las vidas de las mujeres. ¿Te acuerdas de las cosas que pensaste pero nunca hiciste? ¿Alguna vez has adivinando un accidente que iba a ocurrir? ¿Has estado tan embarazada que tu tripa no te permitía ver tus propios pies? ¿Eres superviviente de una tormenta de nieve? ¿Sabes lo que se siente en una parálisis del sueño? ¿Te gusta hacer surf? Puede que aún no le veas ningún sentido a esta serie de preguntas concatenadas, Liz Phair ha venido para que les encuentres sentido a todas ellas.

Historias de terror hace frente al dolor enterrado en todas las vidas de las mujeres. ¿Te acuerdas de las cosas que pensaste pero nunca hiciste? ¿Alguna vez has adivinando un accidente que iba a ocurrir? ¿Has estado tan embarazada que tu tripa no te permitía ver tus propios pies? ¿Eres superviviente de una tormenta de nieve? ¿Sabes lo que se siente en una parálisis del sueño? ¿Te gusta hacer surf? Puede que aún no le veas ningún sentido a esta serie de preguntas concatenadas, Liz Phair ha venido para que les encuentres sentido a todas ellas.

Tal vez de su mano descubras que no hay ninguna recompensa por ser buena persona, sino que el verdadero ejemplo humano consiste, simplemente, en ser; que el corazón sereno que medita rastrillando hojas no es ajeno a aquello que puede hacerle daño, o que el arte de la jardinería consiste en plantar deseos y enterrar pecados. Si huyes de la monotonía y te consideras una valiente inconformista, no deberías pasar por alto esta publicación de Editorial Contra. Te lo advierto: va a aterrorizarte.

Puedes hacerte con ella en tu librería preferida o en la web de Editorial Contra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .