Todo lo que Princess Nokia me enseñó sobre Feminismo

Tu amiga se cae del plan diez minutos antes de salir de casa, pero tienes un mantra en tu interior: nada va a impedir que hoy veas a Princess Nokia. Caminas casi de forma automática hasta la sala Inn Club de A Coruña donde coincides en la entrada con otra persona que también va sola a ver a una de tus frontwomen favoritas de los últimos años.

Empezáis a hablar mientras os devuelven el ticket y accedéis al interior. El ambiente es sororidad pura y os hacéis amigxs casi al instante. No hace falta intercambiar palabras: te sientes cómoda y segura porque sabes que eres bien acogida, que nadie te observa, que formas parte de una comunidad enormemente diversa que vibra al ritmo del respeto y la aceptación mutua.

 

 

Princess Nokia se hace rogar, pero tan pronto aparece, aprecias cada segundo de principio a fin. Con su presencia, experimentas el más puro empoderamiento, aceptación y confianza en ti misma. Ella trasciende el escenario con su activismo urbano e interseccional y te atraviesa en una atmósfera de bienestar brutal. El concierto se convierte en un lugar donde las chicas podemos estar y ocupar el espacio saliendo de la trampa patriarcal que nos relega y acostumbra a permanecer inactivas al fondo, incluso a ser competitivas entre nosotras. Ahora estamos entre amigas, estamos entre hermanas. Todo lo que te rodea rompe con la cisheteronormatividad blanca y hace que te embargue la emoción de compartir un momento muy bonito y efímero, con cero prejuicios y demasiadas necesidades nunca experimentadas, ahora liberadas. Todo se convierte en una irrepetible situación que guardas muy dentro de ti para rememorarla cuando más te haga falta.

La noche termina con decenas de manos unidas, mujeres subidas en el escenario y un círculo final bailando descalzxs, con jersey, con raya a un lado, con cresta, con pendientes, con pinchos, sin camiseta o con minifalda: esta es la total libertad que ha generado permitiéndonos a cada cual apreciarnos en nuestra forma de ser y así mostrarnos al resto.

No me salen las palabras. Me siento agradecida de que esta artista esté demostrando con una enorme energía, positivismo y lucha algo que es crucial en nuestro siglo: el Feminismo puede ser, debe ser y está siendo efectivo y real.

 

PRINCESS NOKIA KILLEDBYTREND 2

 

Otras personas que acudieron al concierto opinaron que:

Princess Nokia, explosiva e insólita, nos hizo pasar por diferentes estados de ánimo como en una montaña rusa en menos de media hora y me dieron ganas de ir a cuatrocientos conciertos más”: Rubén.

“Todo un torbellino de actitud, carisma y energía, Princess Nokia podría ser un ejemplo de que, a veces, lo bueno si es breve es dos veces bueno. Sin embargo, esta vez yo me quedé con ganas de más”: Inés.

Princess Nokia entró con mucha seguridad al escenario, eso que tienen algunxs artistas que llamamos poderío, fuerza, etc. Tiene carácter, bienestar y personalidad afianzada, algo que transmiten sus letras con reivindicaciones feministas y opiniones sociales”: Marta.

 

Este texto esta escrito por una colaboradora externa a http://www.killedbytrend.com. Puedes seguir a María Alonso Bustamante en su página sobre mujeres y punk  Uterzine

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s