La presencia LGTBQ que dominó la gala Met

La Gala del Met es el evento benéfico que da inicio a la exposición anual del  Instituto del Vestido del Museo Metropolitano de Arte de la ciudad de Nueva York. Cada año la todopoderosa editora de Vogue y co-directora del evento, elige un tema, y los invitados deben ir vestidos acorde a él… dándole rienda suelta a la fantasía y a la alta costura. Vamos, que si hay un momento para destacar con un atuendo loco o reivindicativo, es este.

Este año el tema era Cuerpos celestes: la moda y la imaginación católica y, sin duda, no ha estado exento de polémica, debido al daño que el catolicismo ha hecho con su homofobia, así como por los casos de abusos con los que la Iglesia se ha visto salpicada más a menudo de lo que a nadie le gustaría imaginar.

Con lo cual, no hemos podido pasar por alto  la representación LGBTBQ dentro del evento. Y como el catolicismo no es precisamente inclusivo con cualquier opción no normativa, es interesante ver la manera en que representantes del movimiento han  aprovechado el espacio para que se escuche su voz.

Lena Waithe, activista y actriz (te suena seguro si has visto Master of none), optó por un traje negro de Carolina Herrera coronado por la bandera LGTB. Una autentica heroína lesbiana con superpoderes en contra del catolicismo.

 

 

 

 

 

Janelle Monáe, la cantante, productora y actriz estadounidense que se caracteriza por haber creado un espacio de activismo en sus canciones, vestía un modelo en blanco y negro de Marc Jacobs. Así explicaba su elección:

 “My black and white is meant to honor my working-class parents. My mother was a janitor, both my fathers, my biological father and my stepfather, were custodians, sanitation workers, post-office workers.”

 

 

 

 

 

Cara Delevingne vistió un traje de Dior Hate Couture que le cubría la cara al más puro estilo católico redimido… con alguna transparencia más de las que llevaría cualquier monja, eso sí.

 

 

Ruby Rose declaraba en su Instagram que iba a hacer todas nuestras fantasías ¿cristianas? realidad. ¡Aleluya, hermanas!

 

 

 

 

 

 

Stella Maxwell, a quien nos hubiera gustado ver acompañada de su pareja, Kristen Stewart, se puso las vírgenes por montera, o por Moschino más bien.

 

 

 

Paris Jackson, manteniendo distancia en el photocall con su supuesta novia, Cara Delevingne, llevaba un vestido de Stella McCartney más cercano a una diosa griega que cristiana.

 

¿Cuales fueron tus favoritas de la pasada gala Met? Cuéntanoslo todo a través de  FacebookTwitter e Instagram.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s