Educar a un niño en el feminismo no es ponerle camisetas rosas

6653eccd910f4faa8797dc19ba13b53f

Los padres de nuestra generación tenemos una tarea muy complicada, una tarea que no han tenido generaciones anteriores (y justo esa es la razón por la que hemos llegado a este punto): la de educar a nuestros hijos en el feminismo.

Si o tú o tu pareja habéis parido una criaturita con cromosomas XY y tenéis un pelín de conciencia de género, entre vuestras metas en la vida se encontrará el inculcarle el respeto y la igualdad hacia todos aquellxs que no formen parte de un grupo cishetero. Y, desgraciadamente, en tal materia no podemos recurrir a esa gran fuente de sabiduría que son nuestras madres (ahora abuelas), porque a la gran mayoría de ellas les educaron para ser mujeres complacientes, hablar lo justo y cargarse ellas solas con todo el peso de la casa… además de con su trabajo fuera.

Somos la primera generación de adultos que tiene que abordar este tema, y más nos vale hacerlo con cabeza si queremos llegar a alguna parte. 

En nuestras manos está la responsabilidad de ser los primeros padres y las primeras madres que no digan frases como “no llores, que los niños no lloran” o “eso que haces es de niñas” ante cualquier signo de feminidad (ejem) de nuestros niños. Entendiendo claro, esa feminidad como debilidad.

Porque… ¿qué quiere decir exactamente “eso que haces es de niñas”? ¿Está bien o está mal por ser de niñas? ¿Está acaso haciendo tu hijo de 4 años algo exclusivamente femenino como, no sé, ponerse un tampón?

“Ah no, yo soy muy feminista, le pongo a mi hijo una camiseta rosa”. Oye, eso está muy bien si a tu hijo le gusta ese color, pero es un acto que ayuda al feminismo lo mismo que el que tú lleves una camiseta de Bershka.

giphy.gif

A partir de los dos años más o menos, los niños comienzan con el juego simbólico, a través del cual aprenden a relacionarse con su entorno y a establecer su lugar en él. Y suelen empezar siempre con aquellas tareas que ven, y por tanto imitan, normalmente relacionado con la persona con la que más tiempo pasan. O sea, que como gran parte del peso doméstico siempre ha recaído sobre las madres, es normal que los niños aprendiesen antes, por ejemplo, a barrer, que otras actividades más masculinas.

Pero reprimir este juego con frases tipo “eso es cosa de niñas” o peor aún, ” eso es cosa de maricones”, tiene efectos negativos. Primero, verán el hecho de ser “niña” o “maricón” como algo malo; y por otro lado, asociarán las tareas del hogar a algo negativo, perdiendo interés en ellas y no valorando a quien realiza su ejecución. Vamos, que además de un intolerante, una mala persona y un machista, vas a criar un inútil.

Mejor dejamos de asociar juguetes a uno u otro género (¡qué liberales somos, dejamos que un niño se meta en la cocina desde su más tierna infancia!) y asumimos que los juguetes no tienen género alguno.

Mejor normalizamos en casa el hecho de que llorar no está mal, no hace a las personas más débiles ni más vulnerables.

Mejor enseñamos a nuestros niños que existen dos géneros biológicos, pero que no son diferentes el uno del otro, que pueden convivir en el respeto sin que uno de ellos se haga notar sobre el otro y qué pueden ser lo que quieran.

Y para terminar, mejor nos preocupamos en dar ejemplo a nuestros hijos asumiendo estos valores para nosotros mismos.

2 thoughts

  1. Aberrante, los niños en general tienes sus gustos, aficiones e inclinaciones, tratsr de aleccionarlos debería tener pena de carcel. Tenemos que respetar su individuslidad con responsabilidad, sin imponerle nuestros límites, con el tiempo sabrá cuales son los suyos, QUE NO TIENEN ORQUE SER LOS NUESTROS.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s