Así no se sale del armario, Kevin Spacey

Si hay algún famoso que nos ha dado la vuelta 180º en estas semanas, ese ha sido Kevin Spacey. Hemos pasado de ser súper fans a aborrecerlo. De verlo como un tipo íntegro a verlo como un acosador.
El año 2017 se recordará como el año del “Gente que molaba y ahora son unos violadores y encubridores en potencia”. Y aunque puede que, en contadas ocasiones, algunos medios lo estén sobredimensionando, ya era hora de que empezaran a enseñarse las cartas y a colocar a cada uno en su sitio.

Hace unos días el actor Anthony Rapp contó que Kevin Spacey había intentado abusar de él en 1986, cuando tenía 14 años. Fue durante una fiesta en casa del prota de House of Cards y no había tenido valor de contarlo hasta ahora, cuando decenas de mujeres han revelado situaciones parecidas de abusos contra Harvey Weinstein y otros peces gordos del cine.

MNJCMlev
Anthony Rapp. Foto: Twitter.

Y, a modo de cortina de humo, Kevin Spacey ha aprovechado el momento para salir del armario, no sin antes pedirle disculpas a Rapp vía Twitter, con una extensa nota, de la que destacamos:

“No recuerdo el encuentro, fue hace más de 30 años. Pero si fue como él lo describe, le debo mis más sinceras disculpas por un comportamiento ebrio e inapropiado, y lo siento por los sentimientos que él dice haberse guardado durante todos estos años”
(…)

“He amado y he tenido encuentros con hombres a lo largo de mi vida y, ahora, elijo vivir como un hombre gay”

Y no sabemos a vosotros, pero aquí, que somos súper fans de las teorías conspiratorias, más que una disculpa sincera lo que vemos es una estrategia de marketing para camuflar el asuntillo del acoso y que la gente diga “Hala, Kevin Spacey gay, no lo parece, qué valiente decirlo”

Valiente, mis cojones.

Utilizar la promoción de tu condición sexual para tapar que intentaste meterle ficha a un menor de edad es uno de los actos de cobardía más acojonantes que se han visto últimamente. Más incluso que cuando Tarantino dijo que sabía lo de Weinstein y no hizo nada.
El actor no ha debido usar su salida del armario como huida hacia adelante ante una acusación de abuso a menores… SER HOMOSEXUAL NO LE EXIME DE SER UN ACOSADOR. Haber elegido vivir, como él dice, como un hombre gay, no le da carta blanca para abalanzarse sobre otros hombres sin el consentimiento de estos, y más aún, más aún, si son menores de edad.

Como primera consecuencia directa de este asunto, Netflix ha decidido cancelar House of Cards… pero siguiendo con nuestras teorías conspiratorias, todo esto nos suena más a que los directivos de la plataforma tenían la idea sobre la mesa y este asunto ha acelerado el proceso. Porque… ¿por qué quiere la plataforma ponerse la medallita con el caso de Kevin Spacey y no retira de su catálogo de streaming las películas producidas por Harvey Weinstein? ¿Eh, Netflix? ¿Eh? ¿Eh?

Frank_Under_vs_GOP
Ay, Frank Underwood, que te vas al paro…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s