Instagram es telebasura

 

 Instagram es telebasura ¡Y nos encanta! ¿Porqué afirmamos esto de forma tan categórica? Porque, aunque neguemos la realidad, lo único que hace Instagram es presentarnos la prensa rosa y el cotilleo en un formato cotidiano programable para todos los gustos.

Puede que no veas Sálvame, puede qué presumas de no saber quién es la nueva mujer de Kiko Rivera o que no tengas ni idea de quién ha participado en Gran Hermano Vip. Pero, si eres consumidor de la red social de moda, te gusta la prensa rosa. Seguro que sabes cuál ha sido el último destino de Fulanita, el último disco que se compro Menganito o donde encontrar el libro que esta leyendo Atulanito.

image

 

Instagram fue pensada como una aplicación de fotografía para móvil, inicialmente solo para iPhoney sucedáneos de Apple, aunque pronto tuvo que crear sus versiones de Android debido a su demanda. Desde 2010 ( fecha de creación) al 2012 subió como la espuma, era la red ideal para las nuevas generaciones que encontraban los timelines de Facebook un poco aburridos y perfecta para las generaciones de ancianos digitales (sí, ya somos eso) que añorábamos Fotolog.

Facebook, viendo que perdía comba, no dudo en sacarse la chorra y adquirirla prácticamente al segundo año de su creación y, a partir de ahí, centralizar todas sus redes para que estuvieran intercomunicadas.

Los problemas de Instagram siempre han surgido con lo referente al tema de las privacidades y condiciones de uso: en de diciembre de 2012 actualizó sus términos, otorgándose el derecho a vender las fotos de los usuarios a terceros sin notificación o compensación a partir de 2013. Las criticas de usuarios, empresas y celebridades (Kim Kardashian entre otras) hizo que las revocara, aunque los términos de intimidad y extimidad en esta red siempre han estado unidos.

image

¿Cómo tienes tu telebasura a la carta? Pues muy fácil: siguiendo marcas de ropa que te gustan, algún famoso o influencer que te parece relevante, un par de restaurantes donde nunca encuentras tiempo para ir o varias tiendas. Seguro que tienes un listado de amigos y conocidos a los que te gusta mirar, ver dónde han ido, con quién, qué han comido, qué ropa se han puesto y cómo están sus mascotas. Puede que nunca les des “like” ( no quieres que sepan que te importan) pero seguramente, te metas sistemáticamente en sus stories y ahí te delates.

Los eventos sociales de bodas, bautizos y comuniones de las páginas centrales en blanco y negro del “Hola”, ahora son los hashtags de los eventos en los que participan tus amigos y seguidos.

Borrar en Facebook da más apuro que en Instagram, pero aún así siempre gusta mantener perfiles de gente con la que ya no tenemos ningún trato y nos encanta cotillear. Lo hacemos todos. Si alguien os dice lo contrario, miente.

Así que, entreguémonos a la telebasura, a la presa rosa del futuro, a la crónica social de tercera división, a los influencers de barrio, a las modelos de callejón y disfrutemos, todos juntos, y sin remordimientos de instagram.

Aunque yo, personalmente, siempre echaré de menos Fotolog.

3 thoughts

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s